El pasado viernes, los niños y niñas de infantil fueron a visitar el planetario de Madrid. Antes de entrar a sus instalaciones pudieron jugar y desayunar en el mítico Parque Tierno Galván, donde se encuentra situado y disfrutar de su mirador desde el que se puede apreciar una panorámica de gran parte de la ciudad de Madrid. Por una mañana, nuestros niños se convirtieron en pequeños astrónomos, dispuestos a conocer alguno de los grandes secretos del universo.

Para comenzar la visita, y después de poder observar una gran cantidad de imágenes del espacio y el cielo estrellado, pudieron disfrutar de una primera visita al espacio exterior, donde de la mano de un simpático marciano y su nave, fueron conociendo cada uno de los planetas del Sistema Solar.

Pero lo mejor estaba aún por llegar, una gran sala de proyecciones circular que tiene una pantalla de 360 grados en la parte superior, y las butacas son reclinables para poder ver bien la a noche estrellada del cielo de Madrid, sino también sus movimientos y los de los planetas.

En esta Sala Mágica en la que parecíamos estar dentro del cielo, conocimos a Cloe, una “profe” muy especial del Planetario que les enseñó a los niños cosas asombrosas del cielo. Aprendieron con ella el porqué del día y la noche, cómo la Luna engorda y adelgaza y se puede ver de día y de noche, que el Sol es una estrella como las demás, pero que la vemos tan grande porque está mucho más cerca de nosotros. También que hay diferentes tipos de estrellas, de muchos tamaños y colores ¡hasta pudimos bailar y cantar con ellas!

Pero además, Cloe enseñó a los niños que podemos encontrar figuras en el cielo sólo uniendo las estrellas que vemos en él, y conocieron que una de estas constelaciones, llamada Orión, debe su nombre a un gran superhéroe y a su lucha con la grandísima Hidra.

Pero además del Sol, la Luna y las estrellas están los planetas, a los que pudimos identificar gracias a una pegadiza canción a ritmo de salsa. Y para terminar esta clase tan original cantamos, junto a los protagonistas de la película, un rap muy especial que hizo que todos nos levantáramos de los asientos.