Recrear un ecosistema de charca, como práctica de laboratorio.
Los chicos prepararon durante la Semana Santa dos tarros de cristal, uno recreando un ecosistema de charca y otro, con agua corriente de una fuente natural. ¿Lo hicieron bien? A la vista está que sí. Mirad estas muestras que prepararon y vieron al microscopio. Muestran una gran variedad de vida, especialmente algas y protozoos. ¡Genial!