Para terminar el año, nuestro comedor se ha convertido en un rinconcito de Alemania y se ha impregnado del más puro sabor del Oktoberfest.

Para esta ocasión, el menú elegido por nuestras cocineras estaba compuesto por Ensalada alemana, Codillo al estilo alemán al que no le faltaba su delicioso chucrut, y un riquísimo postre para terminar, la famosa bavaroise dfe naranja.

Como en otras jornadas gastronómicas, nuestras profes de infantil, aprovecharon para enseñarnos algunas cosas sobre tan bonito país, sus costumbres, comidas típicas, algunas de sus construcciones más famosas e incluso algunos de los más importantes pasajes de su historia.

Además, pudimos hacer bonitas manualidades: coloridas banderas y preciosos y chulísimos relojes de cuco.