Durante toda la última semana de Febrero, hemos disfrutado cada día de la celebración del Carnaval, y aunque nuestros mejores disfraces, los reservamos para el viernes; todos los días hicimos nuestro carnaval “en miniatura”.

Vinimos con pijama al cole, trajimos elegantes pajaritas, coloridos sombreros y originales caras pintadas.

Además las alumnas del ciclo de Educación infantil nos prepararon un teatro de marionetas que nos hizo reír sin parar y nos enseñaron a hacer nuestras propias varitas mágicas, y es que, la magia nos encanta en Infantil.

Por la tarde ya estaba todo listo para empezar con nuestra celebración por todo lo alto, comimos, bailamos, cantamos y jugamos; todos juntos que es cuando mejor lo pasamos.

El broche final de nuestra fiesta de carnaval fue visitar a los mayores en su patio para hacer el tradicional “entierro de la sardina”.

Sin duda ha sido un Carnaval súper divertido, lleno de color y de alegría; aquí os dejamos alguna pincelada de lo bien que lo hemos pasado!